Colaboraciones

El viaje más largo comienza con unas gafas

Fotografía de David Poliakoff
Modelo: Alba.
Gafas procedentes de colección auténtica vintage

Comparte en tus redes

Gafas Vintage Asun Oliver Ópticas Foto de David Poliakoff

Recorres cuidadosamente con la vista mapas y planos. Has comprado ropa especial y la mejor guía de tu destino recomendada en la librería. Vamos, que estás deseando llegar. Pocas cosas abren más nuestros sentidos como viajar. Cuando viajamos pasamos de mirar a observar. Nuestros ojos quieren estar abiertos a todo lo que no conocemos. Ahí queremos nuestras gafas, como inseparables y fieles compañeras de nuestra búsqueda de emociones. Por ejemplo para contemplar paisajes o para escrutar a ese paisanaje que como tú en casa, pasa por los sitios mirando hacia abajo y no hacia arriba. Miran, pero tú observas.

Viajar también es descubrir gafas. Diferentes rostros y vestuario le otorgan a las gafas otra personalidad. Hasta dos gafas iguales parecen completamente distintas dependiendo de quién las lleve. Prueba a hacerlo con las gafas de alguien querido y al mirarte en el espejo, lo reconocerás. También es una verdad innegable que hay ciudades que “son muy de gafas”. Ciudades hechas para observar y descubrir mucho. Hasta es posible que una ciudad también tenga su propio estilo de gafas. Bohemias en París, melancólicas en Viena o coloridas en Atenas. ¿Te imaginas tus próximas gafas en función de tu próximo viaje?. El viaje más largo comienza con tus gafas.